El efecto pandémico en Puerto Yeruá
01/07/2020

Opinión

El efecto pandémico en Puerto Yeruá

Cuando a un ciudadano de los alrededores del departamento Concordia o algún lugareño se le pregunta por Puerto Yeruá, enseguida responde, pesca, camping, paisaje, verde, etc. Y sí, no hay otro calificativo que represente este bello lugar.


 Por Julieta Ferrer para Diario del SUR Digital


Para darle forma, cuidado, relevancia y difusión a todo lo antes expuesto, se necesita de una entidad estatal que se haga cargo. Y para ello se creó desde hace años, la Dirección de Turismo y Cultura en Puerto Yeruá.

Según publicaciones en las redes sociales de este miércoles 30 de junio, se señaló que mediante el Decreto Nº079/2020 con la firma del Intendente, Daniel Benítez y la de su Secretario de Gobierno, José Malleret dejó de existir en el organigrama de la Municipalidad de Puerto Yeruá la Dirección de Turismo y Cultura, bajo el fundamento de “suspender el funcionamiento de la Dirección de Turismo y Cultura hasta que cese la crisis epidemiológica y económica por el Covid 19 o hasta que el Departamento Ejecutivo considere oportuno su reactivación”.

 Ahora bien, Puerto Yeruá es una ciudad en la cual, una de las principales bases del sustento es justamente, el TURISMO, el cual ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos 20 años. Se lo puede corroborar con las nuevas instalaciones de alojamientos como bungalows, cabañas, petit hoteles, entre otros. A eso agregamos la oferta de paseos en embarcaciones, guías de pesca y otros atractivos para que todo esto funcione. Para ello se necesita organización, planificación, nuevos proyectos y publicidad.

Todos los indicadores muestran a nivel nacional, que una vez finalizada la Pandemia, lo que salvará parte de la economía, vinculada al trabajo genuino, será el Turismo interno, ya que las salidas fuera del país se verán acotadas debido a los cambios y restricciones en el flujo de migraciones en el contexto mundial.

No se entiende esta decisión. No se entienden varias de las decisiones de esta nueva gestión. No se entiende, como un intendente que representa a una pequeña localidad, con más del 50% de sus habitantes desocupados, no piensa en el día después de la Pandemia.

Si entre las razones que se esgrimen en el Decreto Nº079/2020, de “la necesidad de encausar los recursos a las Áreas Municipales que se encargan de necesidades primarias en la población, como son salud, alimentación y contención social”, porqué se borra de un plumazo un área casi tan importante?

¿No deberían para ello y como ejemplo incontrastable la de rebajarse los sueldos del Ejecutivo Municipal, es decir, Intendente, Vice, funcionarios y la ex Intendente Liliana Sgüerzo que tiene un ingreso cercano a los 100.000 pesos por mes. O el Intendente actual Daniel Benítez que tiene un ingreso mensual de casi 130.000, que supera a su homónimo de Concordia, Alfredo Francolini?

Queda claro que todas las acciones llevadas adelante por la actual gestión, no están debidamente sustentadas por un Plan Estratégico de Desarrollo. Si no más bien, por un conjunto de voluntades que en forma improvisada y desorganizada actúan en pos de los acontecimientos.

 

 


En la misma sección

Comentarios

defensa del consumidor

Salto Grande A

Logo Muni