El “efecto Argentina” impacta en los comercios de frontera, al otro lado del río Uruguay
21/08/2019

Economía

El “efecto Argentina” impacta en los comercios de frontera, al otro lado del río Uruguay

Los comercios de Salto y Paysandú son los primeros afectados por el reciente salto del dólar en Argentina y ya los consumidores uruguayos comenzaron a cruzar los pasos de frontera para comprar artículos más baratos.


La diferencia cambiaria con Argentina y la consecuente fuga de consumidores uruguayos del litoral hacia el país vecino es un problema persistente, pero que se intensificó con los últimos sucesos al otro lado del Plata. Así es que comerciantes de Salto y Paysandú reclaman medidas para paliar la situación, retener el consumo y evitar nuevos recortes de personal y cierres de empresas.

Desde el viernes 9 de agosto (último día hábil previo a las elecciones PASO en Argentina) hasta ayer, el dólar registró una suba de 21% en Argentina y de 3,57% en Uruguay, es decir que se amplió la brecha cambiaria entre los dos países.

Los comerciantes de frontera explicaron que esto tuvo impactos en la disparidad de precios del combustible y de artículos de alimentación e higiene. El litro de nafta Super cuesta $ 41,76 en las estaciones ubicadas en un radio máximo de 20 kilómetros de los pasos de frontera con Argentina (desde el año pasado rige una reducción del Imesi de 24%), mientras que en el vecino país cuesta el equivalente a 31 pesos uruguayos. El litro de nafta Premium vale $ 43,33 y 34,5 pesos locales en Argentina, y el gasoil (no gravado por Imesi) $ 40,4 y 29 pesos, respectivamente.

Además, en alimentos hay diferencias de hasta 50% en el precio de venta al público. Ante esto, empresarios del rubro alimentación y estacioneros de Salto aguardan una intervención de las autoridades nacionales. Plantean, por ejemplo, la aplicación de un decreto vigente (ya puesto en práctica en su momento) para controlar el contrabando minorista, a través de la llamada política de “cero kilo” en la frontera.

La palabra de los comerciantes
El presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, Atilio Minervini, dijo que en muchos sectores la situación es angustiante y que hay empresas que sin un cambio en las políticas tributarias por parte del Estado “se les va la vida” en dos o tres meses.

Por su parte, el presidente del Centro Comercial e Industrial de Paysandú, Jorge Ledesma, expresó que la actividad en el departamento “está muy deprimida, excepto en algunos rubros puntuales que abarcan a un pequeño número de empresas”. Este panorama “se acentúa ante cada noticia que viene de Argentina”, comentó y explicó que el equilibrio de precios que hubo por el descuento del Imesi en las naftas, hoy es “cosa del pasado”.

“Es necesario corregir nuevamente con algún descuento mayor para equiparar las naftas con Argentina. Porque se trata de un llamador muy importante (esa diferencia de precios) para los consumidores uruguayos de los departamentos de frontera”, dijo Ledesma.

Agregó que “se notó” de inmediato “el traslado de personas hacia Argentina para compras de todo tipo” tras la escalada del dólar luego de las elecciones. Al igual que su par de Salto, el presidente de la gremial de Paysandú pidió que se tomen medidas “para corregir nuevamente el desequilibrio” en los precios de los combustibles y plantear “algún descuento mayor sobre el Imesi”.
El reclamo: “hay cosas que son para hoy”
En esa línea, Minervini reclamó a la clase política respuestas e indicó que si bien comprende que estamos en tiempos electorales donde no se avanza en muchas cosas, “es tiempo que dejen de hablar de lo que van a hacer si ganan o cuando cambie el gobierno” porque “nadie se está ocupando de la realidad”.

El empresario salteño agregó que para la toma de decisiones de muchas empresas los meses que vienen hacen la diferencia. “Quien no paga DGI o BPS en dos o tres meses se le caen los certificados, se complica y pueden dejar de existir o no. Nos hablan (los candidatos) de política a largo plazo y hay cosas que son para hoy, no para el año que viene”, criticó.

En la pasada semana representantes de las cámaras empresariales ya plantearon ante el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) la preocupación por la situación generada por los efectos de la diferencia cambiaria con Argentina, pero aún no ha habido respuestas. Pretenden para los departamentos fronterizos mayores descuentos en las naftas y la quita de impuestos a artículos de la canasta familiar.

Este último planteo responde a que ya existía una diferencia de precios considerable en muchos artículos alimenticios con el país vecino, pero ahora se sumó la quita del IVA a los productos de la canasta básica que anunció el presidente Mauricio Macri.

El presidente de la Asociación Comercial e Industrial de Río Negro, Rony Bevegni, dijo que este departamento “no escapa a la realidad nacional de estancamiento económico” y que reina “la incertidumbre” sobre los meses venideros para el sector empresarial.

Sin embargo, aclaró que los impactos del salto cambiario en Argentina son menores en Fray Bentos, porque la ciudad más cercana al otro lado del Río Uruguay está a 40 kilómetros, bastante más que en los casos de Salto y Paysandú. Bevegni explicó que “si bien hay diferencias en el precio de los combustibles y comestibles, funciona la rebaja del Imesi y sirve para cortar el incentivo para que los uruguayos vayan a comprar a Gualeguaychú”.
Reducción de ventas e impactos en el turismo
Según repasó Atilio Minervini del Centro Comercial e Industrial de Salto, las ventas de los asociados cayeron 6,5% entre enero y junio en comparación con el año pasado. Esa disminución dijo que puede hacer crecer aún más el informalismo, un fenómeno que “afecta al comerciante establecido desde todo punto de vista” y establece una competencia desleal en “lo fiscal, en los controles bromatológicos y el uso de la vía pública o los espacios públicos”.

Mientras que Jorge Ledesma del Centro Comercial e Industrial de Paysandú señaló que “los empresarios ya agotaron todos los recursos para recortar presupuesto y recurren a lo más antipático que es la reducción de personal o el envío a seguro de paro”.

Sostuvo que el sector comercial brinda el 22% del empleo en el departamento, pero se enfrentan a “costos muy altos para los niveles de ventas que se vienen dando”.

Rony Bevegni de la Asociación Comercial e Industrial de Río Negro dijo que la planta de UPM en Fray Bentos brinda “movimiento” a la zona, ya que da trabjo a unos 500 empleados y a una cifra superior de camioneros que brindan servicios. Aunque advirtió por los impactos de la brecha cambiaria con Argentina en el turismo, donde “ya tuvimos una mala temporada el año pasado y en este parece que se están agudizando” las complicaciones. En esta línea, Minervini expresó que Salto inmediatamente sintió el impacto por la disparada del dólar en el turismo: “Las cancelaciones de turistas del vecino país en hoteles fueron la respuesta a las noticias económicas al otro día de las PASO”.

Fuente: Diario El País de Montevideo.

En la misma sección

Comentarios

La tribu del Sur

GERIAPV

Salto Grande A

Logo Muni

Lo de Lolo Pizzería