De la Rosa y dirigentes de UPCN tienen fecha para sentarse en el banquillo
10/10/2017

Presuntas amenazas a directora de hospital

De la Rosa y dirigentes de UPCN tienen fecha para sentarse en el banquillo

Se fijó para el 6 de noviembre el inicio del juicio oral y público contra el ex ministro de Salud y seis delegados del gremio estatal. Están procesados por coacción agravada contra la directora del hospital de Salud Mental de Diamante.


El ex ministro de Salud Ariel De la Rosa y seis delegados de la Unión personal Civil de la Nación (UPCN), serán sometidos a juicio oral desde el 6 de noviembre, cuando serán juzgados por supuesta coacción agravada contra la directora del hospital Colonia de Salud mental de Diamante, Noelia Trossero.

Los sindicalistas imputados son Zunilda Suárez; Fabián Monzón, secretario adjunto del gremio y uno de los siete directores del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (IOSPER); los vocales suplentes en el sindicato, José Zarza y Guillermo Barreira; Carina Domínguez, secretaria gremial; y Noemí Ester Santamaría, vocal titular del gremio, publicó Análisis Digital.

A Barreira y Monzón también se les imputa el delito de desobediencia judicial y amenazas, ya que el día de la detención realizaron advertencias a los policías que los detuvieron. A De la Rosa, en tanto, se le imputa el presunto delito coacción agravada y coacción agravada en coautoría.

Las figuras penales que se les endilga a los siete imputados prevén penas que van de los 5 a 10 años de prisión. El caso comenzó a principios de junio, luego de que la directora del Hospital Colonia de Salud Mental, Noelia Trossero, denunciara aprietes y amenazas por parte de dirigentes gremiales y del entonces ministro, para que reincorpore a la enfermera y delegada de UPCN, Yanina Migueles.

Los fiscales Laureano Dato y Gilberto Robledo solicitaron la remisión de la causa a juicio en una audiencia del 7 de julio; en tanto que los abogados penalistas Marcos Rodríguez Allende (por parte de los seis sindicalistas) y Leopoldo Lambruschini y Julio Federik (por De la Rosa) pidieron el sobreseimiento de sus defendidos, por entender que no cometieron ningún delito.

Los fiscales, en cambio, sostienen que tienen acreditado que durante los días lunes 5, martes 6 y miércoles 7 de junio, la directora Trossero sufrió amenazas por parte de los dirigentes y del entonces titular de la cartera sanitaria.

En la misma sección

Comentarios


Veda

La tribu del Sur

Salto Grande A

Lo de Lolo Pizzería

Logo Muni