Cómo serán las vacaciones con coronavirus
15/09/2020

Claves de la temporada de verano de 2021

Cómo serán las vacaciones con coronavirus

¿Los alojamientos están aceptando reservas? ¿Cuánto van a aumentar los precios? ¿Cómo van a ser los protocolos? Representantes del sector público y privado analizaron el nuevo escenario.


Sobre la temporada de verano 2021 hay más preguntas que certezas. ¿Los alojamientos están aceptando reservas? ¿Cuánto van a aumentar los precios? ¿Cómo van a ser los protocolos? Representantes del sector público y privado de diferentes ciudades turísticas consultados respondieron que no conciben un verano sin temporada, que los precios aún no están fijados pero aumentarán entre un 25 y 40 por ciento y que los destinos no van a competir por protocolo, sino que van a adecuarse a uno nacional.

Reservas en la incertidumbre

Si bien es complejo homogeneizar la situación de los distintos destinos turísticos del país, las consultas por hospedaje y contratación de servicios turísticos ya comenzaron en todas las ciudades, aunque a un ritmo menor que en otros años.

En la costa atlántica, el nivel de consultas se fue ralentizando por la ausencia de precios de referencia. "El año pasado las primeras reservas se empezaron a concretar en agosto, y en muchos casos el fin de semana largo del 12 de octubre servía para conocer la propiedad en cuestión y hasta concretar la operación. Pero hoy el sector privado está esperando que se clarifique un poco la situación con respecto a las condiciones de contratación entendiendo la posibilidad de que haya algún cliente covid positivo en los hoteles, así como también de demanda para ajustar los precios. Hay un retraso en la toma de decisión para noviembre y diciembre", explica Emiliano Felice, secretario de turismo de Villa Gesell.

"La diferencia con respecto al año pasado son las preguntas sobre la posibilidad de realizar cambios sin costo en el caso de que no se pueda viajar, y la hotelería de Bariloche lo acepta", explica Gastón Burlón, el secretario de Turismo de la ciudad y agrega que no están pensando una alternativa si no se puede llegar a hacer una temporada de verano, porque sería imposible sobrevivir como destino turístico. "Estamos intentando poder empezar a trabajar antes del verano un turismo interprovincial siempre y cuando Nación apruebe los convenios", explica. En Mina Clavero, algunos hoteles toman reservas a consideración de lo que suceda, con posibilidad de cambiarla a un lapso de doce meses.

Los funcionarios aseguran que los precios están en formación, aunque deslizan aumentos de entre un 25 y un 40 por ciento en destinos como Mar del Plata, Villa Gesell, Bariloche y Mina Clavero. En Iguazú, "hay una variación máxima de un 15 por ciento más de acuerdo al establecimiento", explica Patricia Duran Vaca, dueña de una agencia de turismo de Misiones.

Protocolos

El presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Aldo Elías, resaltó el trabajo de armado de protocolos para la actividad de aplicación nacional que realizó el Ministerio de Turismo junto con el Consejo Federal de Turismo, y la Cámara que él mismo preside. En este sentido, los protocolos nacionales se van a respetar en todos los destinos: "No tenemos que competir por protocolos. Ya se ha capacitado al sector en este sentido", refuerza Burlon.

Las ciudades balnearias, escenarios de aglomeraciones playeras como signo de una buena temporada, se adelantaron al protocolo nacional. Este martes, Axel Kicillof, el gobernador de Buenos Aires, mantuvo una teleconferencia con los jefes comunales que gobiernan municipios en la Costa Atlántica a fin de trabajar en conjunto al respecto."Gesell ha sido la primera ciudad del país que elaboró sus propias directrices de calidad sanitaria para balnearios, alojamiento y gastronomía. Ya se está trabajando puertas adentro y, a todos los que implementan bien, se les entrega un sello de calidad sanitaria que pueden exhibir en sus alojamientos para mostrar a clientes y al mercado potencial", explica Felice.

Con respecto a la playa, se prevé un distanciamiento de 4 metros lineales entre sombrillas y uso de barbijos para transitar, pero no para tomar sol. Sistemas de banderas rojas y verdes para indicar si la playa se encuentra completa y una aplicación que le informará al turista en tiempo real para que pueda saber el estado de la playa.

"Una temporada difícil"

Los funcionarios coinciden en que, si bien es difícil que la temporada superen en cantidad de turistas al año pasado, aún falta un tiempo para conocer la tendencia. El dato más certero de la intencionalidad de viajes es el último Hot Sale, donde se vendieron 188 mil boletos de avión, el 80 por ciento de los cuales fueron de cabotaje. "Esperamos tener una buena temporada de verano ya que salimos uno de los destinos más elegidos por los argentinos tanto en el hot sale por venta de pasajes, como en distintas encuestas”, explica el secretario de turismo de Bariloche .

En el caso de la costa , el panorama es optimista: "Los destinos de la Costa Atlántica tienen un público cautivo que son los propietarios de las casas y se estima que este año en vez de alquilarlos para ir a otro lugar, seguramente vayan a utilizar sus propiedad y eso va a generar una afluencia turística diferencial con respecto al resto del país donde no se da esta característica", resume Felice.

Fuente: Página 12

En la misma sección

Comentarios