Ajuste en Cancillería: cierran embajadas y recortan personal diplomático en el exterior
04/10/2018

Diplomacia

Ajuste en Cancillería: cierran embajadas y recortan personal diplomático en el exterior

El plan contempla "fusiones" entre las representaciones para apuntalar ventas externas



En el marco de la fuerte política de ajuste presupuestario que lleva adelante el Gobierno, la Cancillería avanzará directamente en el cierre de algunas embajadas, las cuales se fusionarán con otras sedes. En tanto que se reducirá el personal diplomático en el exterior y otra parte será trasladada de países, además de bajar el gasto en servicios públicos.

Aunque fuentes de la Cancillería prefieren utilizar los términos "refuncionalización" o "readecuación", señalaron a BAE Negocios que "el plan de racionalización del gasto prevé que haya menos embajadas y menos diplomáticos", sin especificar dónde se producirá el recorte económico en el corto plazo que responde a la política gubernamental de "déficit cero". La reestructuración será a través de fusiones, donde emergerán nuevas "embajadas regionales" que concentren dos o más países, "como ya ocurre en la actualidad", afirmaron en forma extraoficial desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

La decisión oficial encendió las alarmas de inmediato en el cuerpo diplomático. El presidente de la Asociación del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación, Eduardo Mallea, criticó el ajuste que lleva adelante el canciller Jorge Faurie. "Se habla de cerrar embajadas; creemos sinceramente que esa es una visión miope y cortoplacista. Ya hemos pasado por eso en años atrás y luego, algunas de ellas tuvieron que ser reabiertas con el consiguiente mayor costo que el supuesto ahorro producido por sus cierres", afirmó en el marco del Día del Diplomático. Mallea ratificó sus dichos ante este medio y criticó el relacionamiento de la labor diplomática con la empresaria, como es el hecho de incrementar las exportaciones de la Argentina.

El álgido punto abordado por Faurie en declaraciones recientes y que mostró el rechazo del órgano que nuclea a los empleados del servicio exterior, es la presión del Gobierno sobre las embajadas para que atraigan negocios a la Argentina, vía la conexión con importadores para aumentar las ventas externas. En laCancillería se habla persistentemente de embajadas con "utilidad comercial". "No vamos a cerrar la Embajada en la Santa Sede ni ninguna otra que no tenga perfil comercial; lo que tenemos que hacer es enfatizar que en todos los destinos tenemos que trabajar en este momento para conseguir oportunidades, para colocar nuestra producción nacional, para que los productos lleguen al exterior en los distintos mercados posibles y para conseguir inversiones", sostuvo Faurie.

Los recortes serán de todo tipo y abarcarán lo que se denomina "gastos de funcionamiento". Esto incluye el costo en la luz, teléfono, papelería y como quedó dicho, menor dotación de personal. El sueño de Faurie es que todas las embajadas se miren en el espejo de Singapur, donde se abrió una representación porque se observó potencial económico y de los vínculos comerciales bilaterales.

Fuente: Diario BAE

En la misma sección

Comentarios


Gobierno EntreRios

La tribu del Sur

Salto Grande A

Logo Muni

Lo de Lolo Pizzería