CONFIRMADO: La familia Benítez tiene más de media docena de familiares en la Municipalidad de Puerto Yeruá
14/03/2019

El colmo del nepotismo

CONFIRMADO: La familia Benítez tiene más de media docena de familiares en la Municipalidad de Puerto Yeruá

 


 

Lo denunció un joven de apellido Benítez que fue a pedir trabajo a la Municipalidad de la localidad a casi 40 kilómetros de Concordia días atrás y que le dijeron que el apellido no lo ayudaba porque ya hay muchos “Benitez trabajando”. Una investigación llevada a cabo por la producción del programa LA TRIBU que se emite los días sábados de 10 a 12 horas por Radio POP Concordia 93.1, no solo que corroboró la información, sino que se concluyó que los “Benítez y allegados” ostentan lugares claves en la toma de decisiones de los tres poderes del Estado Municipal de Puerto Yeruá. “De Cevey a los Benítez, de guatemala a guatepeor”, dijo un pueblerino.




 

Puerto Yeruá es una localidad al sur del departamento Concordia, provincia de Entre Ríos que se sitúa a la vera del Río Uruguay. Es un atractivo que se caracteriza por su zona verde, cargada de naturaleza y especies y que es lugar de descanso los fines de semana de nutridos grupos de turistas que provienen generalmente de la ciudad de Buenos Aires y otras grandes localidades del país. Con una población de casi 2000 habitantes, pocas familias cuentan con un trabajo estable. Muy pocos trabajan en las canteras de la zona y otros esperan la cosecha del citrus o del arándano para llevar un plato de comida a sus hogares. La planta de empleados municipales es de unos 50 trabajadores, pero los que conducen han transformado la Municipalidad en una especie de empresa familiar.

En busca de trabajo

Un joven que integra unas de las listas como precandidato a concejal por la Unión Cívica Radical lo había denunciado a nuestra hoja días pasados que su apellido lo condena. En una entrevista indignado, Emanuel Benítez señaló que estudió “en la escuela primaria Luis Rodríguez y que luego finalizó sus estudios en la secundaria. Luego de terminar el nivel medio, me dirigí a la Municipalidad para que me anoten en una lista como aspirante a un trabajo hace más de un año cuando estaba Cevey. Tengo conocimiento que han entrado otros chicos e incluso hasta dos veces en forma temporaria y a mí no me llamaron nunca”, se quejó. “Nunca me dieron nada. Yo estoy necesitando trabajo porque tengo a mi novia que hace unos días perdió su bebe, tengo a una familia que alimentar y cuidar”, se lamentó.

Nepotismo

Emanuel Benítez señaló que “fui a ver a la Intendente Liliana Sgüerzo y no pasó nada. Después fui a ver al precandidato a Intendente Daniel Benítez y no lo encontré en su lugar de trabajo. Me dijeron que estaba en una reunión.   Olivia Denis de Leffler que trabaja en Mesa de Entradas de la Municipalidad, me dijo que si estoy contra ellos menos me van a dar. A mí me da mucha bronca porque en la Municipalidad de Puerto Yeruá, hay mucha gente que son primos y hermanos, sobrinos, nueras y yernos, familias enteras trabajando. Hay hijos y padres que suman hasta tres sueldos en un solo hogar y hay gente que no tiene absolutamente nada”, se había quejado el joven.

“Para colmo de todo esto, también me dijeron que mi apellido no me ayuda, pues el precandidato a Intendente Daniel Benítez cobra actualmente como Secretario de la Producción, el tío del precandidato es Ramón “Moncho” Benítez que es concejal, también figura en la lista para seguir cobrando por 4 años más y su hija Malvina Soledad Benítez, que es abogada también cobra en la Municipalidad. Como verán, no creo que haya un lugar para otro Benítez”, indicó indignado.

Arbol genealógico de la familia Benítez y allegados que trabajan en la Municipalidad

Como se observa en el esquema (foto), el entramado familiar no se dio por obra y gracia del espíritu santo, sino que durante los últimos años y en forma deliberada los “Benítez” se fueron apoderando poco a poco de la estructura del Estado Municipal. “Adquirieron tanto poder que hasta se dieron el lujo de poner como precandidato a Daniel Benítez, un tipo que militó en la lista 100 por fuera del peronismo años atrás, que se acercó luego al Pro de Mauricio Macri y terminó recalando en la Municipalidad como funcionario de la Producción, para saltar de allí como precandidato a Intendente”, señaló a la TRIBU un militante del justicialismo entrado en años.

A los tiros limpios

 También se dijo que “Manejan hasta la Policía y dejaron sin responsable al Área de Flora y Fauna para que sus amigos puedan cazar sin restricciones, dejando la zona liberada. Hace unos meses, uno de los hijos de la Intendente estuvo preso y se le secuestraron armas con varias piezas”, confiaron los vecinos de la zona.

Lo primero es la familia

El partido de gobierno del pejotismo está conformado de la siguiente manera: Liliana Sgüerzo que era Viceintendente y quedó a cargo del Ejecutivo como Intendenta a partir de la renuncia de Fabián Cevey el año pasado, tiene como cuñado al concejal Ramón (Moncho) Benítez, que ya lleva cumplido dos mandatos y quiere seguir con un tercero como actual precandidato. Ramón Benítez es a su vez, padre de Malvina Benítez, abogada del Municipio y suegro de Alejandro Ramos, empleado en el Área de Rentas. Lucía Benítez, quien es actualmente Secretaria de Bienestar Social, es cuñada de Ramón Benítez y tiene a su hermano Leonardo Benítez contratado también en el Municipio. Silvia Bel, quien es actualmente precandidata a concejal en la Lista de Daniel Benítez como precandidato a Intendente, es nuera de la Secretaria de Bienestar Social, Lucía Benítez y finalmente para que quede todo entre familia, Daniel Benítez, actual Secretario de la Producción y precandidato a Intendente, es sobrino del concejal cuasi vitalicio, Ramón (Moncho) Benítez.

Escuchá el desarrollo de la noticia en el programa LA TRIBU este sábado de 10 a 12 horas por Radio POP Concordia, 93.1 o por internet desde la página www.popconcordia.com.ar

 

 

 


En la misma sección

Comentarios